Vila Vella
Inmobiliarias en Tossa de Mar
 
Fiestas y festividadesCalendario de Fiestas
Historia de Tossa de MarHistoria de Tossa
Tradiciones y costumbres de TossaTradiciones de Tossa
 
Plantas medicinalesPlantas medicinales
Plantas mediterráneasPlantas mediterráneas
Botánica practicaBotánica practica
EcologíaEcología
 
Fotografía digitalFotografía digital
Vídeo digitalVídeo digital
Aprendre idiomasIdiomas
 
Páginas WebPáginas Web
CursosCursos
OcioOcio
 
ContactoContacto
 
Crash-Curso Webmaster
Desarrollo de páginas Web

Arte y artesanía artística en las calles de Tossa de Mar

A la dona del pescadorTossa de Mar forma parte de las pocas ciudades catalanas donde el arte se encuentra por todas partes y no solamente en el Museo Municipal. Desde 1935 la pequeña ciudad mediterránea dispone ni siquiera del primer Museo de Arte Contemporáneo en su vieja ciudad, la vila vella, donde se expone obras de Marc Chagall que dio a la ciudad el nombre "el paraíso azul", de Rafael Benet (uno de los artistas eminentes de los años treinta de Tossa), de J. Clarà, Jorge André Klein, Josep Palau, Olga Sacharoff, J. Mi. Subirachs, Joaquim Sunyer, Oskar Zügel y otros numerosos artistas que trabajaron en Tossa pero el arte se expone también en las calles.
 
Tossa es también conocida para su concurso anual de pintura rápida que tiene lugar cada último domingo del agosto y reúne cerca de 200 artistas en las calles y la playa de la ciudad. En 2008 será discernido el 52° Premi Internacional Tossa de Mar de Pintura Rápida. Los artistas pueblan la ciudad entera para eternizar una de las vistas magníficas de Tossa y pueden ganar uno de los premios.
 
El Monument a Ava GardnerTossa de Mar ofrece en casi cada calle una obra de arte si se sabe abrir los ojos. Aquí encontramos el arte ni siquiera en los museos y las galerías que exponen y venden también numerosas esculturas y pinturas sino el arte se encuentra por todas partes.
 
Esculturas de los artistas catalanes como de Ció Abellí (el Monument a Ava Gardner en la Vila Vella La Ciudad Vieja), de Bonaventura Ansón (Poséidon y Toosa, que se procede de una leyenda de Tossa o Testimoni) o también de Frederic Marés (Minerva, que deja errar sus miradas sobre la Platja Gran La Playa Grande y la vieja ciudad) son solamente algunos ejemplos del arte catalana que ya valen una visita de Tossa.
 
Un paseo por las calles de la ciudad catalana da también una impresión del trabajo de cerámica artística que documentan entre otras cosas el desarrollo moderno de la Vila Nova de Tossa que se encuentra fuera de las murallas.
 
Cerámica de arteOtros monumentos recuerdan al poeta y el escritor catalán Jacint Verdaguer, uno de los autores más grandes de Cataluña (Canigó) o Richard Bach (Joan Salvador Gavina, conocido por el libro La Gaviota Jonathan Livingston, un símbolo de la libertad individual) o llevan el visitador al pasado de Tossa, como a las ruinas de la Villa Romana dels Ametllers, las esculturas de la vieja iglesia San Vincente, al viejo hospital de Tossa que alberga hoy el Centro cultural o a las pinturas del siglo XX que hacen de la nueva iglesia Sant Vicenç un museo religioso impresionante.
 
Que se pasea, los ojos abiertos, por las calles de Tossa hará, sin visitar un museo o una galería de arte, descubrimientos innumerables y descubre la otraTossa que ofrece muchas cosas, también al lado del turismo de masa de los dos meses de verano.